EL CABARET DE LOS SUEÑOS
una obra de ISIDRO R. AYESTARÁN

(c) 2008 - 2016

Abandonado en la puerta de un camerino en un destartalado cabaret, fue educado por siete cómicos de la legua en las más variadas artes escénicas entre libretos teatrales, plumas de vedette, pelucas, tacones de aguja, luces de neón, cuplés, coplas, boleros, marionetas, carromatos, asfalto y un sinfín de desventuras que acabaron por convertirlo en un pseudo-escritor de relatos y poemas que recita por escenarios de más que dudosa reputación junto a los espíritus de Marlene Dietrich, Bette Davis y Sara Montiel, quienes lo acompañan desde niño en sus constantes viajes a ninguna parte.


DESNUDO


Ovillo corporal de miseria humana,
tendido en la lona del ring manchado de sangre,
sorteando los golpes sin guantes de la vida,
humillando la mirada en mi alcoba perdida.

Refugio mis recuerdos del rencor del silencio,
respiro mi aroma sediento de tus besos,
mi frágil cuerpo que te añora, mis brazos
que no abarcan más que un punto en el infinito.

Desnudo de tus palabras, de tu acto de amor
eterno, inspirador mil veces del aliento certero
en el caminar errante del poeta mudo,

del viejo trovador que canta en un solo a la luna
la estrofa del verso destruido, el poema del
abandono de lo que fuimos, de todo aquello que hemos sido.

Y tú… tan lejos todavía,
que esta memoria se olvida del nombre de tus ojos,
y si es que alguna vez tuvo poder tu mágica sonrisa.

Y yo… reconvertido en un ornato en aquella
página en blanco lista para mis letras,
si es que me dejas que te las escriba,

si es que me dejas vestir de nuevo
al poeta desnudo que vive en la eterna carencia,
en el recuerdo de un simple beso,
bajo el resplandor cegador de una caricia.

Y desnudo de ti…
Y desnudo de vida…
Y desnudo de alma…
… y desnudo de mis propios versos.

(c) ISIDRO R. AYESTARAN, 2009

GRITO


“Nos hemos pasado la vida entera buscando el amor en todas las cosas que realizábamos en este mundo. Pedíamos amar a gritos bajo las explosiones y entre las ruinas de los edificios en llamas. Solicitábamos amor hasta de aquellos que nos negaban la mirada. Y recitábamos versos a los pies de los acantilados con la ingenua creencia de que éramos escuchados por verdaderas almas gemelas que desaparecían de nuestras vidas sin contar tan siquiera con nuestros sentimientos. Pero yo ya me he cansado de buscar amor y de no hallar nada más que vacío y muerte a mi alrededor, de ver el odio reflejado en los gatillos de las pistolas, el egoísmo en los atriles donde se dan discursos dictados de antemano, y la soberbia en los púlpitos que pregonan un amor de Dios que no lo es tanto. Cansado de vagar por senderos sin meta alguna, por caminos rodeados de árboles desnudos, sin hojas ni sentimientos, con corazones mudos a quienes les cortaron sus lenguas. Pero pese a mi cansancio, yo quiero gritar al mundo que crean en el amor, que nada ni nadie podrá quitarme mi corazón, que las bombas no podrán conmigo, que las guerras dirigidas por los generales no cuentan con soldados como yo, que no existen las fronteras que limitan el paso a los que no son como los que gobiernan, y que el amor perdurará por encima de egoísmos y mezquindades.
“Y soy yo quien lo grita, desde la desesperanza y la tragedia de este mundo loco que terminará por volverse más loco todavía. Un mundo que ya no sabe hablar de amor, un mundo que ofrece la imagen de las madres que lloran las muertes inútiles de sus hijos, unos hijos que gritan de hambre al verse despojados de la más elemental de las cosas: las palabras de amor de sus madres. Y, en definitiva, un mundo reglamentado desde el orgullo y la soberbia”.
“Y por eso yo grito que no quiero ser de este mundo, que no quiero vivir bajo el fuego aéreo de aviones extranjeros, y que en este verdadero tiempo de morir, solicito a quien corresponda que ofrezca a mis pies el paraíso negado tantas veces. El tiempo de unas palabras que sean dictadas por corazones pulidos a base de sentimientos honestos. En definitiva, el verdadero tiempo de amar y de sentir”

(c) ISIDRO R. AYESTARAN, 2003

monólogo de mi novela LA SONRISA AMIGA

BOHEMIOS DE BUHARDILLA




Pareja de artistas, con identidad ante un espejo,
con el escenario a sus espaldas, tras el telón de
los aplausos que mueren ante un silencio,
una mueca estudiada que parece espontánea en
un mundo ficticio fabricado a su medida.

Fundidos en colores, en miradas, en una lágrima
maquillada en un rostro oscuro y famélico,
y los ojos de ella, escondidos por una máscara
color plata y un cigarrillo en la comisura de sus labios.

Un bombín, una chistera de purpurina, telares que
se funden en los personajes de la colombina y el arlequín,
de los maniquíes diseñados a conciencia a la luz del
flexo abuhardillado de la esencia de la inspiración puesta
en unos versos ante una página en blanco.

Posturas a media luz, improvisación de estatuas
ante el cristal de la ventana que se abre a su mundo,
bajo la cúpula estrellada de las ilusiones y de los
sueños que no quieren despertar en mitad de una noche,
en mitad de una nada magnificada en letras mayúsculas.

Son bohemios de buhardilla, con música de fondo con aroma
a balada imperfecta que se clava en el alma de las miradas,
en mitad de las palabras esculpidas a base de promesas rotas,
y de mucha y casi eterna melancolía de ninfa de bosque
con esencia a naturaleza muerta.

Y al acabar su espectáculo, al poner fin a su show particular,
una luz del alba certero que les desprende de su bohemia nocturna,
de su vida soñada y truncada por una ovación lejana en
forma de sonrisa, de guiño cómplice, de gesto que asiente…

De tantas cosas maravillosas, que hacen que siempre salga el sol
en los corazones de estos bohemios de buhardilla
(C) ISIDRO R. AYESTARAN, 2009

BLUES DEL ASFALTO (video fragmento del recital)




Nuevo fragmento del show poético teatral ofrecido el pasado 21 de diciembre en el escenario del MIL ROSAS (Santander), dentro del circuito artístico "La noche en vela", desarrollado a lo largo de diversas galerías de arte de la ciudad. En esta ocasión, se trata de un vídeo que recoge el momento en que recito "Blues del asfalto", en un montaje acentuado con diversas fotografías realizadas al equipo artístico que da vida a los personajes aparecidos en los versos, y con el tema musical "Canción cruel", de Bunbury, además del tema principal que Clint Eastwood compuso para su película "Changeling".

video

HERIDAS DE MIEL


Aromas de incienso con olor a recuerdo
en mil esencias que envuelven el pasado,
aquella vieja historia de amor que se marchita
en la memoria perdida del viejo amante
que te evoca a golpe de verso.

Mil besos nunca fueron muchos,
ni siquiera el pretexto para seguir queriéndote,
ni, tal vez, para adentrarme en el sigilo
que se apoderaba de tus miradas,
de tus callados sentimientos.

No me odies, pequeña, por haber pretendido
felicidad y sonrisas en tu mundo raro,
ni porque quisiera desprenderme del nombre
de la rosa mágica de aquella ninfa del bosque
a la que sigo amando en mi nostalgia.

Son heridas de miel sin cicatrizar,
con sangre que brota aún del alma
al recordar el nombre de los amores sinceros,
por ser el poeta que muere al alba de esta soledad
certera que mata con su cruel silencio.

Soy el paciente agónico a quien nadie visita,
postrado en su eterna página en blanco sin rima,
sin métrica ni fondo ni título ni compañía.
Quizá es lo que merezco para sanar mis heridas.
Tal vez es lo que haya conseguido por amar tanto.

Y seguro que ese amor mío siempre habrá sido la mitad
de lo que tú habrías querido compartir conmigo,
con este tu poeta loco que en una tarde
de noviembre te dedicó unos versos color sentimiento
al tiempo que te robaba un beso…

y al tiempo que él, sin quererlo querer,
iba muriéndose poco a poco.

Esta es la diagnosis de mi estado,
el alcance de esas heridas de miel sin cicatrizar
al amparo de la memoria y el recuerdo
de los amores que viajan en un nuevo billete de ida.

Próxima estación: seguir recordando aquel beso

(c) ISIDRO R. AYESTARAN, 2009

VOLANDO HACIA EL PAIS DE LAS HADAS


... Despertando de un sueño terrible,
buscando en la noche unas alas que me lleven lejos,
hacia un país de hadas sin guerra ni dolor.


Una denuncia a todos aquellos fotógrafos y periodistas que sólo buscan la foto truculenta y morbosa por encima de la información de cualquier guerra estúpida que aflora en este mundo que nos hemos creado a nuestra justa medida.

CUANDO LOS CIVILES INOCENTES SON LOS QUE MUEREN, CUALQUIER DIGNATARIO QUE FIRMA UNA GUERRA ES CULPABLE DE SU ASESINATO.


video

SHOW POETICO TEATRAL: "el poeta azul de las letras locas"


Nuevo fragmento del show poético teatral realizado el pasado 21 de diciembre de 2008 en la floristería MIL ROSAS de Santander. El vídeo es un montaje que recoge el final del espectáculo, con los versos de "el poeta azul de las letras locas", combinándolo con los temas musicales "Mein herr" de la película "Cabaret", la famosa "Digan lo que digan" de Manuel Alejandro e inmortalizada por Raphael, "Watermark" de Enya, "Once upon a time in the west" de Ennio Morricone y adaptada por Andre Rieu, y "Otto e mezo" de Nino Rota para la película de Federico Fellini y versionada para el Freak Show de Bunbury.