EL CABARET DE LOS SUEÑOS
una obra de ISIDRO R. AYESTARÁN

(c) 2008 - 2016

Abandonado en la puerta de un camerino en un destartalado cabaret, fue educado por siete cómicos de la legua en las más variadas artes escénicas entre libretos teatrales, plumas de vedette, pelucas, tacones de aguja, luces de neón, cuplés, coplas, boleros, marionetas, carromatos, asfalto y un sinfín de desventuras que acabaron por convertirlo en un pseudo-escritor de relatos y poemas que recita por escenarios de más que dudosa reputación junto a los espíritus de Marlene Dietrich, Bette Davis y Sara Montiel, quienes lo acompañan desde niño en sus constantes viajes a ninguna parte.


GRAND GUIÑOL - vídeo "AL OTRO LADO DEL TUNEL"




Broche de oro para finalizar "Grand Guiñol": el canto a la esperanza, a esa luz que hay al fondo del túnel de las miserias y la vida sombría de muchos. El Maestro de Ceremonias, al ritmo de "Varekai", se convierte en una estatua-mimo a la espera de que ese "rayo de luz" le proporciones la vida y el aliento suficiente para continuar. Y esa luz, a modo de metáfora, es el propio Oky, escenificando la mítica "Como las alas al viento" de la Más Grande, Rocío Jurado. Y en cada pase, un soplo de aire fresco hasta que, al finalizar, las dos vidas se funden en una sola , bajo un gran manto que sirve de telón para este pequeño teatro de la vida llamado Grand Guiñol.

PINCHA en el menú desplegable del show, en el margen derecho del blog, para poder ver este vídeo.

3 comentarios:

Cemanaca dijo...

Hola mi niño,
que más se puede decir frente al arte que se lee y se ve en tu escenario ?

Rous dijo...

Hola como la gran mayoría de tus cosas me encantó y me encanta poder entrar a tu blog y recordar esos instantes.
Pasete por mi blog y recoge un regalito que para lo tienes más que merecido. ; ) @>->--

mi nombre es alma dijo...

Si, a pesar de todo hay que buscar la esperanza siempre.
Te lo digo yo que reciclo corazones:

“tocaré tu corazón,
soplaré en él para que suene con ruido de sueños”
del poema “Barcarola”
de Pablo Neruda

Del poema de Alma:

Vendiste tu corazón para no penar
tendiste al sol tus mil tristezas para que se abrasaran
ofreciste al mar el alma
para que tus cien melancolías se fueran con la marea
quisiste cortar de raíz el cordón umbilical de la vida,
por eso, mi Alma
convoca a un aquelarre de versos
y de su boca en trance fluyen las palabras del poeta
“tocaré tu corazón,
soplaré en él para que suene con ruido de sueños”
empeñaré el mío para comprarlo
me convertiré en Josué y detendré el sol
separaré las olas y rescataré tu esencia
te devolveré tu corazón

Un abrazo y un aplauso a ambos, un enorme aplauso