EL CABARET DE LOS SUEÑOS
una obra de ISIDRO R. AYESTARÁN

(c) 2008 - 2017

Abandonado en la puerta de un camerino en un destartalado cabaret, fue educado por siete cómicos de la legua en las más variadas artes escénicas entre libretos teatrales, plumas de vedette, pelucas, tacones de aguja, luces de neón, cuplés, coplas, boleros, marionetas, carromatos, asfalto y un sinfín de desventuras que acabaron por convertirlo en un pseudo-escritor de relatos y poemas que recita por escenarios de más que dudosa reputación junto a los espíritus de Marlene Dietrich, Bette Davis y Sara Montiel, quienes lo acompañan desde niño en sus constantes viajes a ninguna parte.


cabaret BUKOWSKI




EL CABARET DE LOS SUEÑOS aterrizó el pasado miércoles día 4 en el Club Bukowski de Madrid, situado en el corazón del barrio de Malasaña, en la calle San Vicente Ferrer. Es éste un local que sirve como punto de encuentro cultural, regentado por Inés Pradilla, y que realiza jam session de poemas los miércoles - la gente va llegando, se apunta y lee un máximo de tres poemas cuando le toca - y de relatos los domingos - con idénticas características que los miércoles -.
Como preludio a lo que iba a acontecer el domingo 8, el aperitivo se saldó durante la jam de poemas del miércoles con "
Adicto al espidifen", "Tomarse la última copa" y "Las putas también bailan ritmos lentos", tres poemas recitados ante el atril de diseño "mujer fatal" que preside la tarima que sirve de escenario del Bukowski, ante un sepulcral, respetuoso y envidiable silencio.
El verdadero show se produjo el domingo 8, pasadas las diez de la noche, cuando tras las palabras de presentación de Inés, el Maestro de Ceremonias de negro salió a escena con un cigarrillo y, bajo los acordes del piano de "Changeling" de Clint Eastwood, comenzó a desgranar lo más duro y comprometido del repertorio del cabaret: el homenaje a las mujeres lapidadas, la mano tendida a los homosexuales asesinados en Irán, los niños inocentes que mueren durante las guerras, la rebelión de los soldados rasos que dan la vida por su patria mientras los generales se cargan de medallas... y dos números que hablan de la soledad y la pérdida del amor.

Fue, sin lugar a dudas, y según comentaron quienes siguen mi obra por internet y que estuvieron presentes en el show, mi actuación más "perfecta". Quizá exageraron, pero sí es cierto que el silencio y el respeto con que la gente que abarrotó el Club Bukowski siguió la representación, me hizo sentir cómodo. Quizá lo más cómodo que haya podido estar sobre un escenario.

Sirva este post para agradecer a todos los asistentes su atención y su cálida acogida; A Inés, por servirme de introductora; a la revista informática YAREAH, que cubrió la actuación; y a Mikel L.P., mi compañero de Absenta Poetas, que me hizo las fotos además de presentar nuestra revista al público congregado...


... Y desde aquí, mi más profundo y emotivo homenaje a Javi KAPPYQUEENS, mi primer fan desde la época de "Nocturnos", y que falleció en accidente de coche días antes de mi actuación de Madrid. Sé que esperaba mis noticias sobre el desarrollo del show... y sé que, esté donde esté ahora, le habrá gustado el volver a verme haciendo lo que mejor sé hacer.

Mil besos y hasta siempre, Javi.

4 comentarios:

Cemanaca dijo...

Hola mi niño.
Saludarte y desearte buen finde.
Por estos días ando muy corto de tiempo y muy happy-happy-happy.
Ya comentaré como se debe y como te lo mereces.
Saludos conversos.

mi nombre es alma dijo...

Me congratula enormemente que todo saliera tan bien, aunque sinceramente no dudaba que iba a ser así.

Un abrazo

Diario de nuestros pensamientos dijo...

q bueno q todo fuera genial ( bukowski me encantaaaaaa)

Prince Okami D'aria †Blood Varney† dijo...

Bien maestro!

bastante interesante su trabajo... pues tambien me apasiona el teatro.

saludos.
que siga cosechando éxitos.

{te invito a que me dejes un comentario en mi blog, y agregarme a tu blogroll si te gusta lo que lees. saludos, buena vibra.}