EL CABARET DE LOS SUEÑOS
una obra de ISIDRO R. AYESTARÁN

(c) 2008 - 2017

Abandonado en la puerta de un camerino en un destartalado cabaret, fue educado por siete cómicos de la legua en las más variadas artes escénicas entre libretos teatrales, plumas de vedette, pelucas, tacones de aguja, luces de neón, cuplés, coplas, boleros, marionetas, carromatos, asfalto y un sinfín de desventuras que acabaron por convertirlo en un pseudo-escritor de relatos y poemas que recita por escenarios de más que dudosa reputación junto a los espíritus de Marlene Dietrich, Bette Davis y Sara Montiel, quienes lo acompañan desde niño en sus constantes viajes a ninguna parte.


TELON Y DECADENCIA


Llega el momento de recogerte,
de llegar a ese refugio al que

llamas "hogar", para retirarte el

maquillaje, ver tu reflejo en el espejo

y maldecirte una noche más.

Una noche más...


Se fue con otro, ¿no te diste cuenta?

comiéndose los labios delante de ti,

buscando cada latido de su corazón,

prometiéndose el perderse entre

las sábanas que bordaron para ti,

con otro olor, otro fulgor,


otro...

otro...

otro...


Despojo de sociedad,

decadencia maldita en la noche

en que aúllan los lobos de la madrugada

en un solo de trompeta, a modo

de duelo fúnebre por aquella herida

extrema al perder de nuevo un amor,

al viajar en dirección contraria

otra puta noche más...


Adentrarse en el ojo del huracán,

intentar escribir un nuevo final

para algo que ya vino prescrito

entre las nubes gris perla

sin acolchar ni mullir,


en este testamento implacable

como telón definitivo e inexpugnable

a eso llamado vida

en esta noche oscura.


Telón...

Telón...

Telón...


Renglones torcidos que

un dios pretendía enderezar

por el bien de una humanidad

que él diseñó, a la medida

errónea de quien nunca vivió

el resquemor de un adiós.


(c) ISIDRO R. AYESTARÁN, 2010
para el nuevo show "DECADENCIA",

interpretado al son de guitarra eléctrica de

STRATOVARIUS y su "Mother Gaia"

fotografía extraída
de mi cortometraje fotográfico
"REHENES"

la mini gira TROVADOR DE MADRUGADA





Os presento el vídeo montaje con las mejores fotografías de los espectáculos realizados durante el mes de abril por diferentes locales de Santander y Madrid (Café Retros, Pub La ribera del Mar, Pub Zeppelin y Bukowski Club). Esta vez, os dejo que disfrutéis con las imágenes y las músicas, sin agobiaros con profundidades sobre cada número, el sentido de cada verso, cada silencio, etc, etc, etc...
Eso sí, el vídeo lo podéis ver aquí, en mi Cabaret de los Sueños, en su versión íntegra, ya que You Tube lo ha "silenciado" por apropiarme de melodías de Sony Music. Qué le vamos a hacer...

video

SEMÁFOROS EN ROJO (versión escena)


Cuerpos taciturnos tras la jornada laboral,
en un coche rumbo al descanso
a través de un sendero de semáforos en rojo.

Silencios que comentan...
Miradas que divagan...
Un espejo retrovisor...
Los días también tienen su punto final.

Semblantes furtivos y cristalinos,
segundos que parecen horas,
semáforos en rojo.

Las ojeras bien resaltadas
en el escultor de la madrugada,
en busca de un trabajo con que pagar
la renta, el agua, la luz...

Y otro semáforo en rojo,
y paraguas que se abren ante la lluvia incipiente,
y vagabundos que cruzan ante sus ojos,
cuerpos con idéntico destino...

Y un pitillo que se prende en el
asiento del copiloto,
la sonrisa cómplice que asiente
en esta métafora en rojo
sobre la vida arpía fogosa y ardiente
que devora cadáveres
hasta en los días de fiesta nacional.

Y carga la bolsa de su uniforme
por toda la acera,
y la puerta del portal que se cierra
de manera brusca, tras ese cuerpo
derrotado sin ganas de continuar
un sólo día más...

Semáforos en rojo...
Y después, por fin
la luz verde...

¿Pero hacia dónde?

IV ESTACIÓN


Estación de encuentro
entre dos desenamorados,

sin luz y llena de silencio,

de recuerdos que se callan

y de miradas que se esquivan

para no repetirse...


Una nostalgia que se mira de reojo,

un nombre que se lleva la saliva al tragarla,

un nudo en la garganta que viaja

en primera clase hasta el destino

de un latido apagado.


El sonido del piano en nuestra canción,

el roce de tu piel para nuestro primer baile,

la sala de cine que se apaga

para perdernos entre nuestros asientos

de décima fila pasillo.


El humo del cigarrilo inundando la oscuridad,

el beso furtivo en unos labios

acosados por el delirio y la gula de nuestro amor.


El sonido del tren que llega a esa

estación de encuentro para llevarte

lejos de mi andén, de mi recuerdo,

de mi silencio,

de esa luz que resplandeció durante unos segundos

al verte de nuevo.


Aunque fuera en otra dirección.


fotografía original: POWEREDby NEL
extraída del show TROVADOR DE MADRUGADA
Café Retros - jueves 15 abril 2010