EL CABARET DE LOS SUEÑOS
una obra de ISIDRO R. AYESTARÁN

(c) 2008 - 2016

Abandonado en la puerta de un camerino en un destartalado cabaret, fue educado por siete cómicos de la legua en las más variadas artes escénicas entre libretos teatrales, plumas de vedette, pelucas, tacones de aguja, luces de neón, cuplés, coplas, boleros, marionetas, carromatos, asfalto y un sinfín de desventuras que acabaron por convertirlo en un pseudo-escritor de relatos y poemas que recita por escenarios de más que dudosa reputación junto a los espíritus de Marlene Dietrich, Bette Davis y Sara Montiel, quienes lo acompañan desde niño en sus constantes viajes a ninguna parte.


... SIEMPRE QUISO SER ARTISTA


Surca mil senderos de asfalto
a la caza de un escenario

donde actuar, interpretar

los personajes que él inventa

de su puño, de su letra,

para, así, su sueño alcanzar:

triunfar en un teatro

porque siempre quiso ser ARTISTA.


Llamando a mil puertas

a la caza de una respuesta certera

que le levante de par en par

el telón sobre la escena.


"Mire usted, señor empresario,

que ya sé que no tengo un buen
par de tetas, pero sí la lengua muy suelta,
y verá usted cómo consigo deleitar
a su público, que ojalá
también fuera el mío en esta noche,
y en la que sigue...


Para, así, mi sueño alcanzar:
triunfar en un teatro
porque siempre quise ser ARTISTA".


Llenar con su nombre todos los teatros,

haciendo reír, llorar, soñar, sentir...

levantando el telón en el asfalto

de la gran avenida de los escenarios,

porque siempre quiso ser ARTISTA.


(c) Isidro R. Ayestarán, MMXI
fotografía: Patricia Gómez de la Casa

UN CHUPITO DE "MIMOSIN"



Esta es la historia de dos amantes muy melosos
que se comen a todas horas a mogollón de besos,

delante de todos y hasta cuando están con extraños.

Cuánta pasión... No se pueden controlar.


¿Qué les habrán servido en las copas?

Cuanto frenesí entre sus labios...

¡¡Camarero!! que mire usted que yo

quiero uno de ésos

para ver si siento algo parecido,

ese cosquilleo mágico entre

mis adentros, aunque sea estando

yo solo conmigo mismo.


Que mire usted que no se despegan,

que llevan así más de tres cuartos de hora,

que como hagan ventosa o vacío

a ver quien es el guapo que los separa...


¡¡Hale, hale, hale!!

MMMmmmmmm.....

¡¡Camarero!! que mire usted que

ya está tardando,

que comprenda que el

mirar también agota,

y que ese beso tan largo y eterno

parece que nunca se acaba,

que nunca tiene fin...


¿Qué les habrán servido en las copas?

¿Un chupito de "
Mimosín"?
Suave, suave, suave...


Bueno, ustedes sigan con lo suyo,

pero cuando acaben no

se olviden de aplaudir.


en la fotografía con Lola y Rous
durante el CABARET BOKEH
instantáneas: elreylagartón

todo sobre el CABARET BOKEH


El cartel del show.

El Maestro de Ceremonias, deambulando entre candilejas a medio maquillar.
Todo ya preparado para levantar el telón...

fotografía: elreylagartón.


El atrezzo del CABARET BOKEH: las máscaras, el telón blanco, la rosa de papel, la muñeca de trapo...
fotografías: Patricia Gómez de la Casa.

Comienzo del show con "Ven al Cabaret"...
fotografía: Patricia Gómez de la Casa.

"La señorita Metro y medio", o como el Maestro de Ceremonias se dispone a cazar a su comparsa ideal.
fotografía: elreylagartón.


"Gelsomina", la artista de mimo, interrumpe la actuación de Maestro de Ceremonias irrumpiendo en el escenario con su gracia y su desparpajo.
fotografías: Patricia Gómez de la Casa.

ROUS en su papel de "Gelsomina", la artista de mimo que busca amar y ser amada... aunque sólo pueda expresarse con gestos y miradas.
fotografía: Patricia Gómez de la Casa.

"Entre tú y mi alma", al ritmo de "Cantando bajo la lluvia".
fotografía: el reylagartón.


"La danza del cabaret", la alegoría poética sobre el mundo de las candilejas, el telón y la máscara de todo actor.
fotografía: el reylagartón


con LOLA, cerrando el show con el número "Sobre mi escenario".
fotografía: elreylagartón

El saludo al público de los tres artistas.
fotografía: elreylagartón.

ERASE UN CABARET...


Érase un Bohemio Cabaret, oh baby,
en grandes letras y luces de neón, mmmmmm...

en escena está ya todo preparado,

los comparsas ya aguardan sobre su señal,

con un director de orquesta y su batuta

bien dispuesta...

y un público entregado, dispuesto

a regalar todo su calor...


El Maestro de Ceremonias ya deambula

entre candilejas, con su guantes negros,

boas de plumas, bastón en mano,

chistera afilada y sus zapatos de diseño...


Pronto, muy pronto...

el nuevo pase de BOHEMIAN CABARET!!!


(c) Isidro R. Ayestarán - temporada 2011/12
fotografía: Patricia Gómez de la Casa